El cierre del campeonato resumió una vez mas como viven la manera de conducir y sentir el fútbol, los actuales dirigentes de Argentino. En la previa del partido de 1º división D frente a Centro Español, el presidente de la institución Daniel Mariatti, junto al secretario general David Grande, entregaron diplomas a todo el plantel, pese a la pobre campaña realizada (ver foto).
Es muy difícil poder explicar dicha situación, tanto Mariatti como Grande, en un acto mas plagado de falta de conocimiento de fútbol e historia de Argentino que por demagogia en si, terminan siendo participes de un acto berreta y totalmente a contramano de la identidad del club. Entregar un premio al plantel por la décima colocación obtenida en un campeonato sobre 18 equipos y bajo el contexto de 4 años en la D, es de mínima desconocer el club que dirigen.
La actual comisión, los pocos que quedan, parecieran no avergonzarles otro año mas de fracasos deportivos y campeonatos por debajo de mitad de tabla en la 1º “D”. Comandados por el propio Daniel Mariatti, hombre exitoso en los medios, pero que de fútbol mejor no le hablen, Argentino cerró su cuarto año consecutivo de improvisados y pobres campeonatos, no solo de sequía en materia de ascenso, sino que tampoco nunca pudo terminar una campaña por encima de mitad de tabla.
Desde su llegada al club y conducción en la presidencia, solo obtuvo un descenso y 4 temporadas sin nunca poder ser animador. Siempre naufragando en las últimas colocaciones, tal como lo reflejan los promedios del 2014/2015, Argentino comienza junto a los últimos cuatro puestos del descenso, una muestra mas de lo pobreza de la gestión.
Igualmente en la primera D hay pocos riesgos, los descensos se los reparten entre los clubes de siempre, es la misma divisional en la que hay 6 equipos de 18 que no tienen cancha propia y donde las realidades futbolisticas están muy lejanas a lo que ocurre en Rosario y el nivel de los jugadores surgidos en esta zona.
Mientras se siga improvisando con el manejo y planificación del fútbol, vendrán mas campeonatos de mitad de tabla y mas fracasos deportivos que seguramente seguirán siendo premiados y fotografiados por una comisión directiva que esta comandada por un empresario que poco tiene que ver en la historia de Argentino.

Mansilla