Arranca un nuevo año deportivo e institucional para el club Argentino. No es una temporada mas, ademas de ser el 4to año consecutivo en la “D”, no hay indicios de transformar el club con un modelo netamente apuntado al fútbol. Recuperar el espacio perdido en la historia grande de nuestro fútbol no es la prioridad. La actual gestión protagoniza y lleva adelante un modelo de club que se inclina mas a la militancia politica con inclusión social, que priorizar el fútbol en un club Centenario.

No esta mal, es un proyecto mas inclinado a lo politico que a lo deportivo. El punto de inflexión ocurrió el día 19 de Mayo de 2011, cuando en medio de un acto politico se resolviera cambiar el nombre al polideportivo del club Argentino “Alberto Godard” (ex presidente del club que gestionó originalmente las tierras” por el de Nestor Kirchner.
Tampoco estaba mal, en el ascenso los clubes siempre tienen algún padrino politico para lograr mejores ingresos y que luego se reflejan en lo deportivo. Agustín Rossi, pareció ser ese padrino politico, llendo a la cancha los sábados de local, pero lo extraño es que el apoyo económico jamás apareció.
El ejemplo mas claro esta en los jugadores surgidos de Argentino que abandonaron el club por magros viaticos, así fueron los casos mas emblemáticos del Mágico Fiscella o bien el caso de Shiavonne. Ambos jugadores de buen nivel que decidieron emigrar del club y buscar otros horizontes, los 300 o 400 pesos por partido ganado no le servían.

Integración social, militancia y fútbol
Como institución se apunta y se trabaja desde lo social, integración de chicos excluidos, pero se falla mucho en lo futbolístico. Los resultados están a la vista, no solo en materia de resultados (ver tabla de posiciones) sino resta con escuchar a los últimos técnicos de la primera del club que se quejan por “los problemas de formación” que traen los chicos desde las divisiones inferiores.
Esos inconvenientes en la formación es la falta de trabajo profesional apuntado dentro de un proyecto exclusivamente futbolístico, la contención social e integración de jóvenes en el barrio es el principal punto del actual modelo.
Un ejemplo claro, es al anuncio que se hará en los próximos días de “una maraton de integración” para el dia 20 Febrero. Buscando la integracion de los mas nesecitados y rompiendo con el tradiccional maraton que se desarrolla por zonas de niveles mas altos.”

Ojalá todas estas actividades vinieran de la mano de un proyecto futbolístico y de apoyo económico a los chicos del club. Hasta el momento el fútbol de primera no fue ni será el objetivo principal. En cualquier club del gran Buenos Aires, la militancia económica y apoyo de un club a un espacio politico viene de la mano de favores politicos y económicos. En Argentino, es solo militancia politica. El cuarto año en la “D” con un plantel de $15.000 desnuda la realidad y justifica el bajo performance que viene desarrollando el club en los últimos años.

agustin rossi