Adios a la ilusión del ascenso en la Primera Local

Adios a la ilusión del ascenso en la Primera Local

La primera local A que disputa el torneo Copa Pinasco quedó definitivamente afuera de la lucha por el ascenso a la categoría mayor de la Asociación Rosarina de Fútbol.  Pese a haber tenido un gran comienzo, el equipo se fue desinflando con el correr de los partidos al punto de haber quedado afuera de todo. De esta forma el equipo dirigido por Manolo Arrabal quedó así con las manos vacías.

Por otra parte la primera local B, que juega en el flojo campeonato de primera C, Copa Mariano Reyna continúa en el lote de los de arriba en un campeonato un tanto devaluado.  De esta manera, los salaitos tienen puestas sus fichas al ascenso en las divisiones inferiores donde se viene haciendo una campaña pareja.

Respecto a la ex 1º local dirigida por Fabían Belén sirvió como proyecto para promover jugadores con roce de competencia, pero esta competencia no es parámetro alguno al círculo grande del fútbol rosarino de primera A.  La C sigue siendo un “rejuntados” de jóvenes clubes que no superan los dos o tres años de vida y que carecen no solamente de cancha sino muchas veces de jugadores al punto que en muchos casos no completan los once jugadores.