Argentino volvió a perder

Argentino volvió a perder

(Por Javier Parenti especial www.argentinorosario.com.ar)

Alan Domingue de correcta actuación

Hay que encuadrarla en ese tipo de derrotas que duelen más allá de los tres puntos perdidos jugando de local. Hay que entenderla como un toque de atención trascendente. Es que Argentino perdió con Claypole porque no encontró en su juego la claridad suficiente para lastimar a un rival que sólo jugó a defender la diferencia que había sacado a su favor allá por el minuto 28, en su única llegada al área salaíta.
Y cuando un equipo domina territorialmente a su oponente durante tres cuartos del partido y no logra ponerse a tiro de un gol, todo indica que la falla es propia. Y no se trata de intención de juego, porque los pibes salaítos miraron siempre para el arco de adelante, corrieron y se esforzaron —el aplauso de los hinchas lo reflejó en el final—; al equipo le faltó generar acciones ofensivas contundentes.
No alcanzó con las intenciones de Luciano Pons corriendo cada pelota en las inmediaciones del área, porque Calero no se le asoció como lo había hecho en el partido anterior ante Lugano. No fue suficiente lo que propuso Fiscella para sacarse rivales y avanzar con la pelota al pie porque tuvo que cumplir a la vez con la función de correr el carril izquierdo. Y esto se reflejó en las escasas llegadas de Argentino: tres en cada tiempo. Pons tuvo la más clara a los 21’, pero en lugar de ser egoísta y darle al arco la tiró al medio del área chica y Correa la tiró al córner.
Sin embargo, también hay que destacar que tres veces pudo quedar un punta salaíto rumbo al gol cuando el primer asistente, Lucio Rodríguez, levantó la bandera sólo porque se lo pidió el central Correa con la mano en alto.
Para el segundo tiempo quedaba la expectativa del empate porque Claypole se dedicaría a revolear cada pelota que lo complicara (así sucedió) y así defender aquel gol de Ledesma en una pared con Gómez que lo dejó cara a cara con Andrada para vencerlo de un toque.
Todo fue en vano, Argentino no encontró ninguna fórmula efectiva que cambiara el rumbo. Verón intentó ponerse el equipo al hombro y corrió para todos lados, Pons siguió peleando contra su bronca porque no salía una y los cambios que intentó Fabián Belén no dieron réditos. Igual, había esperanza de algún pelotazo salvador de esos que suele verse en la divisional, pero ni en los cinco minutos adicionales la pelota llegó clara al área de Claypole. En cambio, la pelota que quedó a punto de entrar fue para la visita pero Luciano Andrada se la tapó bárbaro a Firpo y evitó el 0-2.
Y entonces fue derrota, de las dolorosas, de las que cuesta encontrar cosas positivas, de las que es complicado levantarse. Sin embargo, el equipo demostró en anteriores presentaciones que da para más. Claro que el rival será el cómodo líder Dock Sud, y en su cancha, pero… es la Primera D y no hay demasiadas diferencias futbolísticas. l

Pons: “No nos salió una”

“Ya está, pasó. La bronca es porque no nos salió una y no aguanto perder de local”, confió el delantero salaíto Luciano Pons, quien se fue de la cancha muy fastidioso, al punto que pateó una botella de agua en la boca del banco de suplentes. Es que el 9 de Argentino corrió todas y ninguna pelota le quedó clarita para darle al arco. La única fue a los 21’ cuando fabricó una tras una asistencia de Fiscella y eligió no ser egoísta: “Me pareció que era mejor dar el pase, pero la próxima le doy sin dudas al arco”.
En tanto, el DT Fabián Belén prefirió hablar poco “por la bronca”, aunque remarcó que “no hay nada para reprocharles a los muchachos porque dejaron todo en la cancha. Intentamos siempre y no salió. Seguiremos apostando a ser protagonistas”.

Fuente > La Capital

Perdio la brujula

Argentino 0 Claypole 1

El salaito cayo inesperadamente en el Olaeta ante un aguerrido Claypole

El dato: La visita demoro 9hs en cubrir el viaje desde Buenos Aires a Rosario por el corte de Parana Metal. Luego en cancha desde lo fisico Argentino no pudo marcar diferencias

Venta de Camisetas: Un EXITO TOTAL fue el debut de la comercializacion de la casaca oficial salaito. A 50 pesos se vende y lo recaudado es a beneficio del club.

Un preparador fisico de DT: Debido a la suspension de Belen tras su segunda expulsion que sufre en lo que va del torneo, el propio Chame estuvo en el banco dando indicaciones.

La gente siempre esta: Mas de 300 personas estuvieron en el Olaeta.

Tres cambios para el sábado

Tres serán los titulares que deberá reemplazar Fabián Belén para armar el equipo salaíto que recibirá el sábado a Claypole. Al suspendido Lucas Alvarez y a los lesionados Padilla y Ulloa. En principio, el DT apostaría por Juan Rosso, Alvaro Di Lorenzo y Franco Fiscella como sus reemplazantes.

Al menos es lo que tiró a la cancha del polideportivo en la práctica de ayer, en la que paró a este equipo: Luciano Andrada; Rosso, Mauro Belén y Alan Domínguez; Di Lorenzo, Verón, Sayal y Fiscella; Villegas; Pons y Calero.

Fuente> La Capital

Caída inesperada del salaito

Caída inesperada del salaito

En la cancha de Riestra se cerraba la 7 Fecha del Torneo de la Primera D donde el cojnunto guaranì hace las veces de local recibìa la visita del conjunto rosarino los dos equipos no venìan precedidos de buenos resultados y ambos necesitaban sumar y mejorar el rendimiento futbolìstico, y ambos han logrado su objetivo porque el conjunto guaranì sumò 3 puntos para su enfermerìa a saber: El “Chino” Guevara recuperandose de su lesiòn en la rodilla. Leandro Garcìa su arquero titular se fracturò tibia y peronè, Martìn Chelli el arquero suplente expulsado, y en la semana tambièn se fracturò tibia y peronè Marcos Gallego entonces el oportunismo del inagotable Walter Negretti le diò una victoria fundamental al conjunto paraguayo y por su parte el salaìto mostrò un mejor juego colectivo, creò situaciones de gol y jugando de esta manera va a ganar màs partidos de los que puede llegar a perder por eso si bien el conjunto rosarino no sumò la derrota jugando de esta manera duele mucho menos.
El tràmite del encuentro en los primeros minutos fuè parejo en la posesiòn del balòn pero el salaìto trataba de jugar màs asociadamente entre sus futbolistas pero en la primera llegada a fondo el guaranì se puso en ventaja por el oportunismo de Walter Negretti que punteò el balòn como venìa y no le diò ninguna oportunidad ni al defensor que lo marcaba y el arquero tampoco tuvo reacciòn alguna para impedir el 1 a 0 del guaranì.
A partir de ahì el conjunto que hizo el gasto fue el salaìto que saliò a buscar el empate pero sin tirar pelotazos frontales lo hizo tratando de jugar por abajo pero le faltò punch arriba, Leizza se fuè transformando en figura junto al arquero tapando tres pelotas fundamentales para mantener la ventaja en los 45′ iniciales.
El complemento la misma historia de los 45′ iniciales el salaìto buscando el empate por abajo y el guaranì apostando a alguna contra para liquidar el partido de contragolpe.
El guaranì terminò sumando 3 puntos importantes como lo dijo su tècnico Francisco Lezcano: “Yo no como vidrio y hoy con la enfermerìa que tengo màs no se le podìa pedir e este equipo mostraron actitud y orden eso es lo que rescato”.
El salaìto se fuè masticando bronca por no llevarse nada hacia Rosario y habiendolo merecido pero como dijo su tècnico Fabiàn Belèn: “Los goles hay que hacerlos porque no alcanza con jugar bien y merecerlos, estoy con mucha bronca pero no le puedo decir nada a los muchachos hoy”

Fuente: Rumores del Ascenso

Sandro Montozzi

Argentino impuso su juego y va por el camino correcto

Por Javier Parenti (Especial para argentinorosario.com.ar)

Un triunfo tranquilo, de esos que vienen bárbaro para mirar hacia adelante y ver que el camino elegido para transitar el torneo es el correcto. Porque Argentino lo obtuvo con la intención de buen juego que mostró en anteriores partidos y el sacrificio necesario para sostenerlo. Es que si bien empezó a abrazarse en el adicional del primer tiempo y lo aseguró quince minutos después, fue producto de la intención y la clara muestra de superioridad sobre Lugano.
La jugada que graficó la diferencia se dio en el minuto 46 de la etapa inicial, cuando Verón la peleó por izquierda, Alvarez la metió al área para Pons, que la ganó con ganas y tiró al medio para que Calero definiera como goleador: “Le di con la rodilla derecha”, dijo Franco.
Pero esta no es la característica de este delantero, sino basta con repasar que cuatro minutos antes tiró una rabona en el costado izquierdo y repitió a los 86’, no por cancherar por el 2-0 sino porque no le quedaba otra. También fue el protagonista del segundo grito salaíto, cuando a los 60’ enfrentó al arquero y lo exigió tanto en su respuesta abajo que la pelota se desvió hacia el palo izquierdo, por donde entraba atento Luciano Pons para enredar la pelota en la red.
Y el 2 a 0 empezó a resultar escaso como diferencia cuando la visita se desesperó ante la adversidad. Sus variantes ofensivas no resultaron, tanto que lo único que crearon fue por un par de inseguras salidas del arquero Andrada, y desequilibraron el mediocampo que le oponía resistencia a Argentino en aquellos olvidables minutos del primer tiempo.
Pero el tercer gol que el salaíto merecía no llegó. Lo tuvo Pons cuando no esperaba que se le escapara la pelota de las manos al arquero visitante (68’). Dos minutos después Calero terminó una jugada que había empezado, y no lograron definir ni Pons ni Sayal, pero el arquero se la tiró al córner. Y cada vez que Argentino avanzaba lo hacía convencido, pero también seguro de que se sentía bien parado.
Los tres puntos valiosos se quedaron en el Olaeta y no sólo sirvieron para dejar atrás dos presentaciones sin triunfos sino para que el equipo se concientice que así se puede